Usted está aquí

Los recientes cambios de la Ley de Arrendamientos Urbanos, a raíz de la entrada en vigor del Real Decreto Ley 7/2019, de 1 de marzo de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler.

El día 1 de marzo de 2019, el Gobierno aprobó el Real Decreto Ley 7/2019 de medidas urgentes en materia de vivienda y alquiler, entrando éste en vigor el pasado día 6.

Una de las últimas reformas más importantes que sufrió la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU en adelante) fue la introducida por la Ley 4/2013, de 4 de julio, de flexibilización y fomento del mercado del alquiler de viviendas. Las medidas impulsadas por dicha Ley en absoluto tenían la finalidad de fomentar el alquiler de viviendas, más bien al contrario, siendo su principal y real objetivo el de facilitar a las entidades bancarias, la venta de los activos inmobiliarios acumulados como consecuencia de la devastadora crisis económica y financiera sufrida a finales de 2007.

El reciente Real Decreto Ley 7/2019 tiene como principal objetivo, el de promocionar y facilitar medidas para garantizar el acceso a la vivienda, la permanencia en la misma y, por ende, proporcionar una mayor estabilidad a los arrendatarios de viviendas.

Expuesto lo anterior, a continuación se analizarán las nuevas modificaciones que introduce el Real Decreto Ley 7/2019, de 1 de marzo en materia de arrendamientos urbanos.

En esencia, los principales cambios introducidos por el texto legal referido afectan a los siguientes aspectos normativos de la LAU: a) DURACIÓN del contrato de arrendamiento; b) PUBLICIDAD LEGAL del contrato de arrendamiento, c) RENTA, los límites a su actualización e índices de precios; d) GARANTÍAS ADICIONALES en cumplimiento de las obligaciones arrendaticias derivadas del contrato de arrendamiento por la parte arrendataria y e) GASTOS de gestión inmobiliaria y formalización del contrato de arrendamiento.

Seguir leyendo en la web