El “Pre-pack” concursal: la venta de la unidad productiva exprés para salvar el negocio

Pre-pack concursal

El proceso concursal está cambiando para bien en este país. Anteriormente, las liquidaciones eran ruinosas, se vendía casi todo como chatarra o a precios regalados, se destruían puestos de trabajo y los procedimientos se eternizaban durante lustros.

Usted tiene que tener en cuenta que más del 90% de los concursos de acreedores terminan en liquidación, y debido al colapso judicial, estas se eternizan y los activos terminan devaluándose.

La fórmula inglesa del “pre-pack” concursal ha llegado a España para quedarse y de hecho para desarrollarse. Esto es lo que están implantando los jueces de lo Mercantil en Barcelona, junto con los profesionales dedicados al derecho concursal y el Departament d’Empresa de la Generalitat.

De hecho, si su empresa se encuentra en dificultades, o prevé que puede terminar en concurso o en liquidación, la herramienta de la Generalitat le puede ayudar a encontrar un comprador o incluso a encontrar inversión o financiación.

Concretamente, el enlace web para acceder al servicio habilitado para la Generalitat.

En estos formularios interactivos, se permite informar a la administración pública del activo de la sociedad, de las deudas existentes, de la composición del capital social, del volumen de facturación y de los datos más relevantes. Esto permite que interesados e inversores puedan comprar la unidad productiva, viendo el interior de la empresa, más allá de la contabilidad, y tener un mediador como administración pública que puede asegurar la transparencia del negocio jurídico.

Esto ya se hace desde hace años en el Reino Unido, y es conocido como “pre-pack administration”, lo que permite vender de forma rápida a un empresario interesado del mismo sector o a un inversor, una empresa en funcionamiento.

Por este motivo, si usted prevé la insolvencia de su compañía, no dude en acudir a esta herramienta para facilitar el pre-pack. De igual modo, no dude en contratar a un especialista que le pueda asesorar, pues el derecho concursal es muy complicado y necesita precisión quirúrgica.  

Como empresario, usted debe tener en cuenta que en el momento en que detecte la insolvencia, la ley le obliga a actuar de alguna manera. Una de las maneras es presentar un pre-concurso, pero si la insolvencia es insalvable, usted se verá en la obligación de solicitar el concurso voluntario. No solicitar el concurso a tiempo, le puede acarrear graves consecuencias para su propio patrimonio.

De igual modo, tiene que tener en cuenta que, si prevé que su empresa está cayendo en la insolvencia, la ley no le permite vender apresuradamente los bienes, por lo que la mejor opción es solicitar el concurso de acreedores, pidiéndole al juez que nombre un administrador concursal y active el pre-pack concursal. De este modo, conseguirá mantener los puestos de trabajo, quizás incluso el suyo, y mantener la vida de la empresa.

Pueden ponerse en contacto con este despacho profesional para cualquier duda o aclaración que puedan tener al respecto.

Lecturas: 352