Planes de pensiones: límites y novedades para el 2022

Como ya le hemos venido informando, la Ley 22/2021, de 28 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el a√Īo 2022 contempla una serie de importantes medidas fiscales, entre las que se encuentra la modifica del l√≠mite general con el que opera la reducci√≥n por aportaciones y contribuciones a sistemas de previsi√≥n social (planes de pensiones, mutualidades de previsi√≥n social, planes de previsi√≥n asegurados, planes de previsi√≥n social empresarial y seguros de dependencia severa o gran dependencia),¬†reduci√©ndose de 2.000 a 1.500 euros¬†anuales¬†el componente fijo del citado l√≠mite. Si recuerdan el a√Īo pasado la LPGE para el a√Īo 2021, redujo este l√≠mite de 8.000 euros a 2.000 euros anuales.

Pero en esta misma norma se introduce una nueva posibilidad para aplicar este incentivo fiscal que permite reducir nuestra base imponible.

Para una mejor comprensi√≥n presentamos la evoluci√≥n de su regulaci√≥n en los √ļltimos ejercicios:

EJERCICIO 2020

EJERCICIO 2021
Ley 11/2020 PGE

EJERCICIO 2022
Ley 22/2021 PGE

Límite máximo de reducción general. La menor de:

  • 8.000 euros¬†(aportaci√≥n individual o empresarial).
  • el¬†30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades econ√≥micas¬†percibidos individualmente en el ejercicio.
La menor de:

  • 2.000 euros¬†(aportaci√≥n individual).
  • el¬†30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades econ√≥micas¬†percibidos individualmente en el ejercicio.

Se podrá reducir hasta 10.000 euros anuales, si la diferencia (8.000 euros) proviene de contribuciones empresariales

La menor de:

  • 1.500 euros¬†(aportaci√≥n individual).
  • el¬†30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades econ√≥micas¬†percibidos individualmente en el ejercicio.

Se podrá reducir hasta 10.000 euros anuales, si la diferencia (8.500 euros) proviene de contribuciones empresariales o de aportaciones del trabajador al mismo instrumento de previsión social por importe igual o inferior a la contribución empresarial.

Aportaciones a sistemas de previsión social de los que sea partícipe, mutualista o titular el cónyuge del contribuyente. Con un límite máximo de 2.500 euros anuales siempre que el cónyuge no obtenga rendimientos netos del trabajo ni de actividades económicas, o los obtenga en cuantía inferior a 8.000 euros anuales. Con un límite máximo de 1.000 euros anuales siempre que el cónyuge no obtenga rendimientos netos del trabajo ni de actividades económicas, o los obtenga en cuantía inferior a 8.000 euros anuales.
Las aportaciones propias que el empresario individual realice a planes de pensiones de empleo o a mutualidades de previsión social, de los que, a su vez, sea promotor y partícipe o mutualista, serán consideradas como contribuciones empresariales, a efectos del cómputo del límite de 8.500 euros establecido para este tipo de contribuciones a partir de 2022.

Y es en este cuadro-comparativo donde podemos apreciar las principales diferencias existentes para el ejercicio 2022:

  1. Se reduce la aportación máxima anual a planes individuales de 2.000 euros a 1.500 euros.
  2. Se incrementa la aportación máxima anual a planes empresariales colectivos de 8.000 euros a 8.500 euros.
  3. Para este segundo tipo de aportaciones a planes de empleo colectivos, se permite a los trabajadores realizar aportaciones individuales en los planes colectivos siempre y cuando se aporte igual o inferior importe que la contribución empresarial realizada.

Es en este √ļltimo punto donde aparece la principal novedad respecto del ejercicio anterior, pues en 2021, este l√≠mite adicional por contribuciones a sistemas de previsi√≥n social empresarial estaba cifrado en 8.000 euros anuales y permit√≠a √ļnicamente las contribuciones del empresario a favor de su empleado a instrumentos de previsi√≥n social empresarial (planes de pensiones de empleo, planes de previsi√≥n social empresarial y mutualidades de previsi√≥n social). Consecuentemente esta modificaci√≥n, en t√©rminos m√°s ¬ęcoloquiales¬Ľ, implica que:

Los trabajadores, adem√°s de aportar un m√°ximo anual de 1.500 euros a sus planes de pensiones individuales,¬†podr√°n aportar ¬ęde su bolsillo¬Ľ hasta un m√°ximo de otros 4.250 euros/anuales a planes de empleos colectivos siempre y cuando la empresa para la que trabajan aporte esa misma cantidad¬†(4.250 euros/anuales) al mismo plan colectivo hasta alcanzar el l√≠mite m√°ximo conjunto de 8.500 euros fijado a partir de 2022.

Es decir, en el mejor de los casos podría aportarse individualmente (1.500 euros + 4.250 euros) = 5.750 euros anuales que junto con los 4.250 euros aportados por la empresa alcanzarían el tope máximo de 10.000 euros establecidos con carácter general.

Dicho esto, resulta evidente deducir a este respecto que si la empresa para la que trabajamos realiza¬†una aportaci√≥n en nuestro nombre como pago en especie de nuestro salario¬†por importe de 3.000 euros durante el ejercicio 2022, la aportaci√≥n m√°xima que podr√≠amos realizar vendr√≠a dada por 1.500 euros de aportaci√≥n m√°xima a un plan individual cualquiera y otros 3.000 euros al mismo plan colectivo donde haya aportado la entidad para la que trabajamos; es decir, tendr√≠amos 1.500 euros + 3.000 euros = 4.500 euros como aportaci√≥n individual (de nuestro bolsillo) m√°s, evidentemente, los 3.000 euros aportados en nuestro nombre por nuestra empleadora; si la empresa no aportada nada el trabajador tampoco podr√° hacerlo (salvo a planes individuales y con el l√≠mite m√°ximo de 1.500 euros a√Īo o 30% de la suma de rendimientos del trabajo y actividades econ√≥micas)

Hasta aquí la teoría que nos muestra las posibilidades que con carácter individual se tendrían para aprovechar este incentivo fiscal en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas -IRPF- a partir de 2022, ahora bien, para ello evidentemente resulta necesario tener un plan de empleo colectivo donde empresa y trabajador puedan realizar sus aportaciones correspondientes.

Pueden ponerse en contacto con este despacho profesional para cualquier duda o aclaración que puedan tener al respecto.