Entrada en vigor del impuesto sobre los activos no productivos de las personas jurídicas

El pasado 17 de mayo entr√≥ en vigor el Decreto Ley 8/2019 de 14 de mayo, por el que se modifica la ley 6/2017, de 9 de mayo, del impuesto sobre los activos no productivos de las personas jur√≠dicas (DOGC n√ļm. 7876, de 16.05.2019) que afecta a la Ley 6/2017 que cre√≥ el citado impuesto y que el Tribunal Constitucional ha declarado recientemente, en la sentencia 28/2019, apropiado para el marco constitucional en vigor.

La principal novedad sobre las observaciones anteriores formuladas en relaci√≥n con la ley 6/2017 de la que ya se inform√≥, es sobre todo que el nuevo Decreto regula el plazo de presentaci√≥n de la autoliquidaci√≥n del impuesto, que se establece del 1 al 30 de junio de cada a√Īo, con excepci√≥n de los tres a√Īos ya acumulados (2017, 2018 y 2019), que tendr√°n que liquidarse, de forma extraordinaria, entre el 1 de octubre y el 30 de noviembre de este a√Īo. La presentaci√≥n de la autoliquidaci√≥n debe hacerse electr√≥nicamente, en la sede electr√≥nica de la Agencia Tributaria de Catalu√Īa.

Tambi√©n se ha modificado el per√≠odo de referencia para el c√°lculo de los beneficios no distribuidos, este √ļltimo se obtiene en los mismos a√Īos y los diez anteriores si proceden de actividades econ√≥micas, y que permiten que un determinado bien o derecho no se considere improductivo y por lo tanto quede excluido de tributaci√≥n.

El impuesto, pionero en Espa√Īa, gravan ciertos bienes no productivos (no asociados a la actividad econ√≥mica) y algunos derechos que recaen sobre estos bienes, que son el propietario de la empresa, pero que en realidad se utilizan para actividades particulares, tales como bienes inmuebles (residencia habitual, segundas viviendas, etc.); coches y veh√≠culos de potencia de m√°s de 200 caballos; embarcaciones de recreo (barcos, yates, etc.); aeronaves (aviones privados, helic√≥pteros, etc.); y objetos de arte, antig√ľedades y joyer√≠as.

Quedan excluidos de tributación los bienes inmuebles de las fundaciones, de las organizaciones no gubernamentales y, en general, el de las entidades sin ánimo de lucro, siempre que se destinen exclusivamente a sus fines propios no lucrativos.

Este impuesto tiene una finalidad extrafiscal porque seg√ļn indica su propia exposici√≥n de motivos, lo que persigue es incentivar que se adecue la titularidad jur√≠dica de los bienes no productivos en su titularidad real, aunque hay que se√Īalar que ya existen muchas otras v√≠as fiscales para llegar a este mismo objetivo, que en definitiva consiste en penalizar pr√°cticas de elusi√≥n fiscal como es el hecho de incorporar patrimonio personal a estructuras societarias.

Lecturas: 738